Los 5 errores más grandes del diseño web

Los 5 errores más grandes del diseño web
Cualquiera que se enfrente al desafío de tener un sitio web profesional, enfrenta una gran tarea, partimos de la idea de que su empresa necesita un sitio web, o tal vez necesita rediseñar el que tiene. 
 
Esta responsabilidad debería apuntar a un objetivo comercial que debería tener relación con, facilidad de uso para la web y promoción de motores de búsqueda. Hacerlo mal es lo que este artículo está diseñado para ayudarte a evitar.
 
Aquí están los cinco errores más grandes que debes evitar.
 

1. No establecer objetivos.

 
Sin un plan minucioso para comenzar, ¿qué estás construyendo? Es como presentarse un día en el aeropuerto y decir: "Me voy de vacaciones". ¿A dónde vas? ¿Dónde te alojarás cuando llegues? ¿ Por cuánto tiempo te vas a ir? ¿Puedes pagarlo? ¿Le preguntaste a tu jefe por el tiempo libre? ¿Apagaste el horno?
 
Para comenzar, averigüe cuáles desea que sean los beneficios de su sitio web. Ese es el trabajo de su diseñador web. Establece lo que quieres que haga tu sitio web para tu negocio. Algunos ejemplos: generar clientes potenciales, vender sus productos / servicios directamente en el sitio web, reducir las tareas administrativas, calificar a su compañía, pre-calificar prospectos, reclutar empleados: las cosas que un sitio web puede hacer por su compañía son prácticamente ilimitadas. Establezca sus objetivos y asegúrese de que usted y su diseñador web los entiendan completamente.
 

2. Ignorar a tus clientes

 
Es muy fácil escribir el contenido del sitio web desde una perspectiva interna. Lo que quieres decir, lo que crees que es convincente, lo que crees que importa. pero ¿Qué hay de tus clientes? No olvide que debe convencerlos de que hagan negocios con usted.
 
La clave para escribir un buen contenido centrado en el cliente es entender el "por qué". ¿Por qué sus clientes deberían comprarle a usted? Usted puede pensar que ya lo saben, pero no vendría mal profundizar un poco en esto. 
 

3. Olvidando el marketing.

 
El cliente necesita convencerse de que su sitio web necesita que lo conozcan, sino; por muy elegante que sea, será como un objeto perdido en una isla. 
Los motores de búsquedas son una excelente herramienta para mostrar los productos y/o servicios, pero esto debe hacerlo un profesional en la materia para que la tarea tenga éxito.
 
También puede considerar la publicidad en boletines, email marketing, redes sociales, etc. El enfoque exacto que debe tomar depende de sus objetivos, de cómo su público objetivo busca lo que vende, su presupuesto, su industria, etc.
 
 

4. No medir los resultados.

 
¿Entonces, como lo hiciste? Usted construyó un gran sitio web y lo comercializó muy bien. ¿Cuántas personas llegaron a tu sitio? ¿Cuántos se convirtieron en clientes potenciales? ¿Cuántos clientes potenciales has convertido en clientes?  ¿Qué contenido les gustó y no a tus visitantes? 
 
Al igual que cualquier empresa de marketing, debe medir los resultados para saber si tuvo éxito. Estoy hablando de cosas como:
 
Un plan de seguimiento: sus clientes potenciales podrían llamarlo en lugar de comprar en línea o usar su formulario de contacto. Necesitas un plan para rastrearlos y saber cómo te encontraron. 
 
Estadísticas e informes. Las buenas estadísticas pueden decirle mucho sobre cómo las personas usan su sitio web. Google Analytics es una excelente herramienta, fácil de configurar y totalmente gratis. Además de entender los números y sacar conclusiones. 
 
Esto requiere mucha práctica y comprensión. Una empresa profesional de diseño web o marketing puede ayudarte con esto.
 
Adaptar. Usa tus resultados, no solo los leas. Esto requerirá invariablemente consultar con un experto nuevamente, pero debe actuar sobre sus resultados para mejorarlos. Este es un proceso en marcha constante.
 

5. Paralizarse

 
Muchos de los proyectos de diseño web nunca ven la luz del día porque se quedan atascados en la planificación perpetua. Llega un momento en que necesitas actuar. No lo conseguirás perfecto la primera vez (o nunca), por eso tienes que moverte. Si apuntas, vuelves a apuntar y vuelves a apuntar para siempre, nunca lograrás disparar. Apunta - dispara - repite.
 
Una advertencia rápida: no estoy diciendo que haga un sitio web a la carrera o mal construido solo para tener algo; eso puede ser muy peligroso. Un mal sitio web puede alejar a los clientes y, lo que es peor, hacer que envenenen su negocio con una mala recomendación. Lo que estoy diciendo que hagas, es que no te paralices intentando perfeccionar tu plan. Contratar al equipo de expertos adecuado puede ayudarte a poner en marcha tu idea.
 
Al evitar estos cinco errores comunes, puede asegurarse de que su sitio web tenga posibilidades de competir en el duro mundo de los negocios. Deje que este artículo sirva como un mapa para que pueda evitar, como mínimo, algunos de los desvíos más grandes y costosos.
 
Esperemos que este artículo te ayude a alejarte de las trampas más comunes y peligrosas del diseño web. Ya sea que contrate a un profesional, o lo haga usted mismo, tenga en cuenta estos consejos.